En este momento estás viendo Asaltan y golpean a un hombre disfrazado de Santa Claus.

Asaltan y golpean a un hombre disfrazado de Santa Claus.

«Un hombre disfrazado de Santa Claus, es asaltado y brutalmente golpeado».

EKATERIMBURGO, RUSIA. En las calles heladas de este estado Ruso, es la tradición, que varios hombres salgan a las calles disfrazados de Santa Claus y pidan una moneda a cambio de alguna fotografía o de un abrazo hacia los niños.

Lamentablemente, a este hombre no le dieron una moneda sino varios golpes que hicieron que tuviera fracturas debido a un asalto.

Los hechos ocurrieron la noche de este domingo 12 de diciembre, en el que Vladimir Volkova salió a trabajar disfrazado de papá Noel, en las calles nevadas de Ekaterimburgo.

Aproximadamente a las 22:30 hrs de la noche, las unidades médicas del lugar acudieron a una de las calles, dado a qué varias personas que circulaban pidieron apoyo médico para un hombre mayor quien yacía tirado en la calle con varios golpes y sangre en medio del hielo.

Por lo que, al acudir los paramédicos inmediatamente lo trasladaron a una unidad hospitalaria para la mejora de su atención médica ya que Vladimir se encontraba en estado inconsciente, con la nariz rota, al parecer costillas fracturadas y múltiples golpes sobre el rostro.

Se desconoce el estado de salud de Vladimir aunque al momento del ingreso hospitalario se mencionaba estable y fuera de peligro.

La policía del lugar mencionó qué Vladimir fue asaltado y al intentar resistirse fue golpeado de forma brutal, de tal manera que resultó con el tabique nasal roto, 3 costillas fracturadas, además que casi pierde el ojo debido a un probable y fuerte impacto en el mismo.

Las autoridades no han dado con el responsable y se ha intentado verificar las cámaras que se encontraban en los alrededores, sin embargo, ninguna da enfoque directo para mostrar el rostro del agresor.

Vladimir cuenta con una sola y única nieta de 16 años a quién cuida después de que su madre muriera. Por lo que ha tenido que trabajar duramente para darle educación, y en temporadas navideñas trabaja en las calles disfrazado de Santa Claus a cambio de unas cuantas monedas.

Esta próxima Navidad, Alexandra estará cuidando de su abuelo en el hospital de Ekaterimburgo, además de ayudar en su rehabilitación para que próximamente pueda de nuevo caminar sin el dolor inmenso de las facturas.