Crónica de un Secuestro en Zacatecas: Siete Jóvenes, un Drama Desgarrador

En una tragedia que ha conmovido a Zacatecas, siete jóvenes de edades comprendidas entre los 14 y los 18 años pasaron por una pesadilla que comenzó el domingo 24 de septiembre, cuando fueron secuestrados por un grupo armado en el municipio de Villanueva. Esta crónica detallará los eventos que llevaron desde el secuestro hasta el desgarrador hallazgo de seis de ellos sin vida, mientras uno milagrosamente sobrevivió.

Domingo 24 de septiembre: El Día del Secuestro

A las primeras luces del domingo 24 de septiembre, la tranquilidad se rompió en el Rancho El Poterito. Siete jóvenes, todos con vínculos familiares, fueron arrebatados de sus hogares por individuos armados mientras regresaban de una reunión. Este fue el escalofriante comienzo de una pesadilla.

Lunes 25 de septiembre: El Inicio del Operativo de Búsqueda

La noticia del secuestro movilizó a las autoridades, quienes iniciaron un operativo masivo que involucró a 300 militares, agentes de la policía de Zacatecas y la Guardia Nacional. Su misión: encontrar a los siete jóvenes que se creía habían sido secuestrados.

Mientras tanto, la Fiscalía General de Zacatecas advertía sobre grupos del crimen organizado que, con violencia, reclutaban a jóvenes para sus filas.

Martes 26 de septiembre: La Desesperación de los Familiares

Familiares y amigos de los jóvenes secuestrados se manifestaron en la Unidad Regional de Seguridad en Malpaso, bloqueando la carretera Zacatecas-Jerez. Exigieron respuestas de la Fiscalía y señalaron que las autoridades no habían explorado un cerro cercano, lo que llevó a la Secretaría de Seguridad de Zacatecas a acordar buscar allí.

Ese día, se detuvieron a dos jóvenes de Durango, supuestamente vinculados al secuestro.

Miércoles 27 de septiembre: El Hallazgo Aterrador

La mañana del miércoles, un rayo de esperanza: uno de los jóvenes fue hallado con vida, aunque gravemente herido. Fue trasladado al Hospital General de Zacatecas en helicóptero, con lesiones en la cabeza y la nariz rota.

El helicóptero continuó la búsqueda y reveló la pesadilla completa: los cuerpos sin vida de los otros seis jóvenes secuestrados en Zacatecas.

A pesar del operativo y las peticiones de los familiares, el desenlace fue devastador. Las autoridades aún los mantienen como ‘No Identificados’, a la espera de completar los procesos de reconocimiento en colaboración con los padres de las víctimas.

Esta crónica recoge la tragedia que ha sacudido a Zacatecas y deja una pregunta en el aire: ¿cómo pudo llegar a este punto?