En este momento estás viendo En fiesta navideña: hacen las pases y cenan juntas, la esposa y la amante de César.

En fiesta navideña: hacen las pases y cenan juntas, la esposa y la amante de César.

«Hacen las pases esposa y amante por conservar la paz en la familia. Esto en cena navideña».

GUADALUPE, ZACATECAS. Localizados en una colonia popular del municipio, se hizo el llamado a las autoridades para pedir el desalojo de una persona que agredió de forma verbal a una mujer en el interior de una vivienda.

Se trató de una mujer quién por la fuerza insistía ingresó a una vivienda de la Colonia Villas Fontana.

La mujer que se identificó con el nombre de Maricarmen, quién además llevaba a dos pequeños, exigía introducirse a la casa de la dueña conocida como Doña Lupe y esposa de César.

Al comenzar con los insultos y las ofensas por parte de Maricarmen quién se proclamaba la única mujer de César, decidió llevarse además a sus hijos para exigir a César les reconociera como hijos y conviviera con ellos en navidad.

Maricarmen se encontraba a las afueras de la vivienda, junto al barandal gritando y molestando a los inquilinos de la casa. Fue en un momento de descuido cuando un invitado a la cena de navidad abrió el barandal, que se introdujo Maricarmen a casa de Doña Lupe y comenzaron los insultos.

Por este motivo fue que los invitados hicieron el llamado a las autoridades.

En el momento no se encontraba César en casa. Había salido en busca de carbón para cocinar la famosa carne asada y calentar las ollas de tamales que habrían hecho en casa durante toda la mañana.

El policía municipal le pidió amablemente a Maricarmen tomar la calma y retirarse de la vivienda ya que no era bienvenida y se había introducido sin el consentimiento de los legítimos dueños, lo cual es considerado ante la ley como allanamiento de morada o vivienda.

En el momento, llegó César a la casa y al ver en la misma escena a la esposa discutiendo con la que se deduce, se trataba de la amante, a César se le bajaron los colores de la piel, poniéndose pálido.

Las autoridades intentaron dialogar con Maricarmen y no obstante, permitiendo a César hablar por ambas les pidió a las dos mujeres que tomaran la calma y se sentaran ambas mujeres en la misma mesa para tomar los sagrados alimentos.

Con lo que impresionados los policías decidieron hablar de la situación con Doña Lupe quien de forma pacífica, la mujer de 56 años permitió a Maricarmen quedarse en la susodicha cena navideña.

Sin más, los elementos de la policía municipal de Guadalupe, decidieron retirarse viendo cómo éstas dos mujeres convivían en una cena de carácter ya más formal.

A la vista de tal espectáculo y escuchando los gritos anteriores de Maricarmen insultando la vivienda, se encontraban a las afueras los vecinos del lugar quiénes mencionan no era la primera vez que Maricarmen acudía al domicilio así como no era la primera vez que se veía la convivencia entre ambas mujeres en la misma cada.