Escuelas ‘cierran la puerta’ a clases o asesorías virtuales; alumnos deben presentarse, notifican.

Escuelas ‘cierran la puerta’ a clases o asesorías virtuales; alumnos deben presentarse, notifican.