En este momento estás viendo Madre entrega a su propio hijo a las autoridades.

Madre entrega a su propio hijo a las autoridades.

«Con todo el dolor de su corazón, madre entrega a su hijo de 14 años a las autoridades policíacas».

MORELIA, MICHOACÁN. El amor de una madre es incondicional, puro, sincero y el más fiel de todos. Las madres son la principal figura de un hijo ante la familia, es el núcleo de cualquier forma de educación. El amor que le tiene una madre a su hijo, cuando es verdadero, tambien nos enseña y nos habla de justicia.

Maricarmen, una mujer de 43 años, llevó ante la Fiscalía General de Justicia, a su hijo de 14 años por ser cómplice junto con más jóvenes menores de 18 años, en el robo vehicular en especial de motocicletas.

Los elementos de la recepción se sorprendieron ante la actitud de una madre que en lugar de proteger el delito de su hijo, lo inculpa y lo hace pagar por sus malos actos.

Maricarmen llegó a las instalaciones tomando a su hijo por la fuerza. La mujer le tomaba por los cabellos y le dijo al policía del lugar que encerraran a su hijo por «ratero».

Un tanto desconcertado y tratando de controlar a la mujer, el policía le preguntó a la mujer cuáles eran los cargos por los que se le culpaba al joven y quién era ella.

A lo que Maricarmen inmediatamente respondió que era la madre del menor y que lo había sorprendido robando una motocicleta, por lo que ella indignada no quería un «ratero» en su casa, lugar en donde se le había dado todo como para que estuviera robando.

El policía nuevamente le mencionó que tenía que presentar pruebas sobre el delito del que se le acusaba al menor, por lo que la madre no le impidió al policía junto con las autoridades a que procedieron con la investigación dejando a su hijo en las mismas instalaciones para que fuera él mismo, quién confesara su delito.

Al realizar el interrogatorio al menor, se confirmó que pertenecía a un grupo de jóvenes que se dedicaban a robar motocicletas y venderlas fuera del municipio o por internet.

Por lo que el joven menor de nombre Brian fue detenido en el momento mientras su madre con lágrimas en los ojos se despedía y le dedicaba una frase que decía «vas a estar bien mijito, es por tu bien».

Posteriormente las autoridades dieron con dos más de los menores que pertenecían al grupo de ladrones, dándoles una sentencia de 3 años en la correccional, más 2 años de trabajo comunitario.

Maricarmen constantemente visitaba a Brian aunque este se resistiera a verla, ella siempre lo procuró y le confirmaba varias veces que era por su bien.

Brian fue detenido a finales del 2015, está a punto de salir de la cárcel y aunque sigue en la idea de que su madre lo traicionó, mismos policías le han intentado explicar que cuando una madre verdaderamente ama, no solapa ni cubre los delitos de un delincuente por más que a ésta le duela.