Policias matan y violan a un joven en Yucatan.

El veracruzano José Eduardo fue violentado sexualmente por  policías de Mérida y días después falleció, por lo que su familia y usuarios de redes sociales piden justicia.

Cuatro policías municipales fueron detenidos como parte de la investigación por la muerte del joven José Eduardo Ravelo, de 23 años, quien fue detenido ilegalmente, golpeado y violado por oficiales en Mérida, Yucatán.

El Gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, informó esta tarde sobre la detención de los policías,  también aseguró que la familia de José Eduardo recibirá apoyo de la Comisión Estatal de Atención a Víctimas 

El diario local Por Esto informó que la Fiscalía de Yucatán obtuvo este sábado las órdenes de aprehensión giradas por el Juez Primero de Control del Primer Distrito Judicial del Sistema de Justicia Penal Acusatorio y Oral contra los cuatro agentes de la Policía Municipal de Mérida.

José Eduardo fue detenido el 21 de julio sin alguna explicación en el parque de San Juan, en el Centro Histórico de Mérida, ese día recibió golpes de los policías, quienes también lo violentaron sexualmente.

Un día después, el joven narró a su mamá, que vive en Veracruz, lo que vivió. La mujer juntó dinero entre los vecinos de la localidad donde vive, en Ciudad Isla, y llegó a Mérida el 24 de julio. José murió a causa de las lesiones el 3 de agosto.

María Ravelo, madre de José, denunció a medios que fue a ver a su hijo a un departamento que rentaba en la colonia Chuburná y, al verlo tan mal, lo llevó al Hospital O’Horán para su atención; después de valorarlo, el médico les dijo que tenía un pulmón perforado y un desgarre, lo cual confirmó la violación, por lo que había que hacerle unas radiografías y otros estudios.

Enseguida fue a ver a su hijo a un departamento que rentaba en la colonia Chuburná y, al verlo tan mal, lo llevó al Hospital O’Horán para su atención; después de valorarlo, el médico les dijo que tenía un pulmón perforado y un desgarre, lo cual confirmó la violación, por lo que había que hacerle unas radiografías y otros estudios.

María Ravelo, denunció el 6 de agosto las agresiones, llevó el féretro con el cuerpo de su hijo a las puertas del Palacio de Gobierno para pedir que se castigue a los policías responsables.

En redes sociales, usuarios han utilizado el hashtag #JusticiaParaJoseEduardo para exigir el esclarecimiento del caso y sanciones para los responsables.

–Con información de Por Esto.